Instagram

Manifestación 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres

 Este 25 noviembre nuestro lema ha sido la palabra "HARTAS".

El 25 de noviembre es una fecha clave del calendario feminista, y debería serlo de la sociedad en su conjunto, como recordatorio y renovación de la lucha constante que nuestra sociedad y nuestro gobierno debería emprender para la prevención y la eliminación de la violencia contra las mujeres, y no sólo una fecha en la que los y las políticas salen a la calle a marchar para hacerse la foto de lo políticamente correcto, cuando el resto del año ignoran el macabro desfile de mujeres asesinadas con una actitud pusilánime, carente de energía y determinación, sin una verdadera voluntad de atajar esta violencia que nos aterra a todas, y que como tal, es un terrorismo inserto en el corazón de nuestra sociedad, consentido, tolerado, normalizado y que la enferma y la pudre hasta la médula.

 Mujeres apuñaladas, estranguladas, descuartizadas, quemadas, ahogadas, disparadas…

 Ninguna otra violencia es tolerada ni en un nivel diez veces menor. Nadie, que no sea mujer, deja de recibir el apoyo completo de la sociedad y de los políticos y los medios de comunicación, que transmiten su condena enérgica acompañada normalmente de manifestaciones y muestras públicas de condolencia por doquier. Nadie, que no sea mujer.

 Porque si eres mujer, entonces, quizás, si tienes suerte, recibas un twit de copia y pega condescendiente y plañidero, y poco más. Ni reuniones de urgencia, ni planes específicos, ni depuración de responsabilidades si las hubiera más allá del asesino.

 Y esta inacción de los agentes sociales es un nuevo instrumento de violencia, esta vez hacia todas las mujeres, y nos hace sentir dolorosamente que no importamos, que las mujeres, todas, no importamos. Es la forma en que una sociedad patriarcal alecciona a todas las mujeres sobre el lugar que ocupan y el valor que tienen.

 Y no lo toleramos. No lo vamos a tolerar.

 Exigimos que el gobierno, el ministerio de igualdad, los agentes judiciales y policiales cumplan con su deber en una sociedad que presupone a todos sus miembros, hombres y mujeres, como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, y desmonten este entramado de dominación machista que se extiende en toda nuestra sociedad y cuyo mayor exponente es el terrorismo machista.

 ¡¡¡Estamos #Hartas de violencia machista, HARTAS de feminicidios, HARTAS de desigualdad, HARTAS de prostitución, HARTAS de trata, HARTAS de tanto!!!

 Los feminicidios son tan sólo la punta de esa pirámide que forman las múltiples violencias con las que las mujeres aprendemos a convivir desde que nacemos y que es la forma en la que la sociedad patriarcal somete a las mujeres.

 La Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor marchamos con nuestras pancartas de hartura, pero con una flor violeta que refleja nuestro convencimiento de que solo una política feminista puede virar esta deriva social desde la barbarie hacia una CIVILIZACIÓN FEMINISTA. 










Comentarios