Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Instagram

El espíritu del 45. Ken Loach

Imagen
El próximo jueves, 22 de enero, a las 19:00h proyectaremos "El espíritu del 45" de Ken Loach. Después tendremos un pequeño coloquio.
En esta película, Ken Loach hace un esfuerzo para "despertarnos de la anestesia", para neutralizar la intencionada e interesada propaganda socialdemócrata.
Esta película -documental no nos dejará indiferentes, porque nos veremos en ella, veremos a nuestro país, a Europa y las consecuencias de las políticas económicas neoliberales.
La idea central era la propiedad común, donde la produacción y los servicios beneficiarían a toda la población. Era una noble idea popular y aclamada por la mayoría. Era el espíritu de 1945. Y quizá hoy sea el momento de recordarlo.

Hoy babeamos ante el cuento chino de la "eficiencia competitiva" En estos tiempos infames, para que los ladrones y chorizos anden desregulados y sueltos, los trabajadores tienen que estar sujetos y esclavizados. (L. Sentenac. El diario.es)
Os esperamos.

El machismo mata ¿Y después?

Imagen
¿Qué pasa después con los o las menores?


Son necesarias las leyes, por supuesto, pero en infinitas ocasiones bastaría el sentido común para que una situación se resolviese con satisfacción.
Hace unos meses Yolanda Aniorte fue asesinada por su pareja. Ambos tenían una hija en común que mantenía una relación estrecha con su tía -hermana del asesino-. La niña, con un informe de los Servicios Sociales fue dada en custodia a la tía, pero la abuela materna la reclamaba.
La Asociación de Mujeres Clara Campoamor nos interesamos por este asunto y pedimos una reunión con Servicios Sociales tras la cual quedamos convencidas de que desde este Departamento se había tenido en cuenta el bien de la menor. No obstante en el Juzgado se ha tenido en cuenta el recurso interpuesto por la abuela materna y al día de hoy la custodia ha pasado a la abuela.
Consideramos de justicia publicar aquí una carta enviada por la tía a nuestra asociación en la cual se nos reprocha que en un primer momento manifestásemos nue…