miércoles, 5 de enero de 2011

Coches por mujeres

Aquí mismo, al lado nuestro, mientras nos regocijamos en las últimas compras con un fondo de villancicos y pensamos en lo hermosa que es la navidad y en lo buenas personas que somos, unos hombres ¿? se lucran con un negocio floreciente, desde luego porque otros pagan, tal vez entre cena y comida familiar.

Es necesaria una normativa que controle esta forma de explotación sobre las mujeres y penalice a los prostituidores. Tanto ruido con algunos humos y qué poca eficacia con estos temas tan dolorosos.
Ahora sería necesario saber qué va a suceder con esas mujeres, porque nuestra flamante Ley contra la Violencia de Género no las ampara; y si los proxenetas van a pagar una fianza -para lo que no tienen problemas sea de la cuantía que sea- y van a estar en la calle en unos días.
Hay que modificar las leyes. Hay que mejorarlas. No pasa nada por eso, al contrario.

2 comentarios:

pascuala dijo...

Las vemos diariamente en las carreteras de la Vega, las ve la policía, todo el mundo, no están escondidas, sí lo están los prostituidores, que, de mesa en mesa, como dices, Nuchi, se dan un garbeo por los prostíbulos o por los bancales, sin mirar lo que hay detrás. Son hombres de "buenas familias", "decentes", sin escrúpulos, que gracias a ellos sigue esta explotación vil, la más degradante para las mujeres. Sí hay que penalizalos.

pascuala dijo...

Las vemos diariamente en las carreteras de la Vega, las ve la policía, todo el mundo, no están escondidas, sí lo están los prostituidores, que, de mesa en mesa, como dices, Nuchi, se dan un garbeo por los prostíbulos o por los bancales, sin mirar lo que hay detrás. Son hombres de "buenas familias", "decentes", sin escrúpulos, que gracias a ellos sigue esta explotación vil, la más degradante para las mujeres. Sí hay que penalizalos.

Archivo del blog