miércoles, 22 de diciembre de 2010

Explotación sexual y secuestro de una menor


La violencia machista contra las mujeres hoy es noticia repugnante porque se trata de una chica de 14 años.Ya lo es si abusan canallamente de las mayores, todavía más de menores secuestradas por un novio delincuente y proxeneta, es decir, un canalla. Pero qué decir de los pueblerinos de esa comunidad. Hombres" bien avenidos, "buenas personas"," abuelos", como el juez de paz, "políticos" como el que se ha suicidado, porque no ha podido soportar la presión, sí pudo supuestamente abusar de la cría y después pagarle al capullo de su novio, posiblemente varias veces, sin escrúpulos, menos mal que ha tenido la valentía cobarde de suicidarse; claro, eso no va a curarle las heridas a la niña.

El machismo más recalcitrante se manifiesta en esos seres que son capaces de cometer violaciones, abusos a una menor- en este caso- pero que sólo se suicidan si los descubren y no pueden aguantar la presión social, no por el daño que han ocasionado en la mujer, sino porque entre sus conciudadanos ya no podrían vivir. En realidad, creo que esos hombres no se arrepienten del daño infringido, sino de las consecuencias que puedan sufrir ellos.

Es lamentable que entre la gente del pueblo no se quiera hablar, nadie sabe nada, solo que era muy guapa, dicen. Después de estos tres meses cuántos hombres han podido abusala, creo que cientos, lo sabrían casi todos los prostituidores de la zona y lejanías, esperarían carne fresca para satisfacer sus apetitos más ruines, sin mirar en quién y con qué consecuencias.

Este caso tiene todos los ingredientes de un relato de la España profunda: lejanía, confabulación,

ocultismo, rapto, sexo atroz, abuso de poder, todos ellos caben en una palabra:machismo ancestral que no nos lo quitamos de encima, el que hace que miles de mujeres mueran o sufran cada año.

Espero que se aclare todo y que nadie sea cómplice de estos crímenes.

No hay comentarios:

Archivo del blog